GALLETAS ESPECIADAS DE NAVIDAD


Estas galletas tan navideñas además de ser buenas son monísimas, verdad? Nos pueden servir para decorar el árbol, la mesa, como servilletero, como detalle para que se lleven los invitados, lo que se os ocurra quedará bien.

Como tantas otras cosas, comenzamos viéndolas en películas norteamericanas y, poco a poco, las estamos introduciendo en nuestra cultura. Pues, siempre y cuando no olvidemos nuestras recetas de toda la vida, bienvenidas sean todas las influencias (sobretodo si son dulces).

La elaboración de estas galletas es la misma que las de mantequilla que publiqué hace unas semanas; lo único que cambia son los ingredientes. La gracia está en las especias;  les dan un toque fresco, ligeramente picante, dulce, aromático, sorprendente... ¡delicioso!


FUENTE basada en una receta del libro de Bea Roque El Rincón de Bea
CANTIDAD  dependiendo del tamaño entre 40 y 50 galletas



Ingredientes
  • 250 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 grs. de azúcar moreno
  • 100 grs. de azúcar normal
  • 1 huevo L
  • 350 grs. de melaza clara (conocida como Golden Syrup) o miel de caña; con ésta última no lo he probado pero si lo dice Bea Roque es que queda bien seguro
  • 780 grs. de harina normal
  • 1 tsp (cucharadita) de bicarbonato sódico
  • 1 tsp de jengibre molido
  • 1 tsp de canela en polvo
  • 1/2 tsp de nuez moscada molida
  • 1/2 tsp de sal
  • 1/4 tsp de pimienta blanca molida
Preparación
  1. En la picadora, thermomix, etc. ponemos los azúcares y la sal y trituramos. No es un paso imprescindible pero yo lo hago porqué el azúcar moreno tiene el grano más grueso y le cuesta deshacerse en el horno; triturado evito que queden cristales de azúcar en las galletas. Manías mías :)
  2. Juntamos y tamizamos la harina, el bicarbonato y las especias y reservamos
  3. En el bol de la amasadora, con el accesorio pala, batimos a velocidad media la mantequilla con los azúcares hasta que quede una mezcla blanca y esponjosa
  4. Bajamos la velocidad al mínimo e incorporamos la melaza poco a poco hasta que esté totalmente integrada
  5. Añadimos el huevo un poco batido y mezclamos hasta que vuelva a estar integrado
  6. Vamos echando la harina poco a poco, cucharada a cucharada y dejamos de batir en el momento en que quede una mezcla homogénea, es importante no batir más de la cuenta
  7. Volcamos la masa sobre la encimera, amasamos un poco con las manos y hacemos una bola
  8. Colocamos la masa entre 2 papeles de horno y estiramos con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 5 mm. Para esto va muy bien utilizar unos niveladores como estos o utilizar un rodillo que los lleve incorporados como éste de Joseph & Joseph
  9. Dejamos enfriar un mínimo de 2 hrs. en la nevera o 15 minutos en el congelador
  10. Sacamos la masa de la nevera, la cortamos en las formas que queramos y las vamos colocando sobre una bandeja tipo ésta de IKEA cubierta con teflón, silpat o papel de horno. Para hacer el agujerito para pasar la cinta o cordel es muy útil utilizar una pajita de las de beber.
  11. Con los restos de masa que van quedando volvemos a amasar y hacemos más galletas teniendo en cuenta que la masa debe estar siempre fría.
  12. Volvemos a colocar las galletas ya cortadas en la nevera mientras precalentamos el horno a 180ºC
  13. Colocamos la bandeja sobre la rejilla del horno y horneamos durante 10 minutos
  14. Las sacamos del horno, las dejamos reposar 5 minutos encima de la bandeja y, finalmente, las pasamos a una rejilla para que se enfríen de todo.
Decoración
Como veis, yo he decorado las galleta con glasa y unos Lacasitos.
Como necesitaba poca glasa he utilizado ésta que ya viene preparada y a la que sólo hay que añadir agua. Si, por el contrario, preferís hacerla en casa, os recomiendo esta receta de Mensaje en una Galleta; es la que yo hago para decorar galletas como las que tengo en mi antiguo blog. Tened en cuenta que en ambos casos vais a necesitar mangas pasteleras y alguna boquilla.

Otra posibilidad es decorarlas con estecas (o un cuchillo, o lo que tengamos a mano) como hice con éstas con motivos otoñales dibujando caritas en los muñecos, etc. Esto hay que hacerlo justo antes de hornearlas, cuando están muy frías.

Conservación
Estas galletas pueden durar hasta 3 meses guardadas en un tupper o en una caja metálica.
Si queréis tenerlas en el árbol todas las navidades y comerlas después, lo mejor es las colguéis metidas en bolsitas de celofan. 

Sólo me queda desearos una ¡¡¡MUY FELIZ NAVIDAD!!!



Suscríbete 
SI NO QUIERES PERDERTE NINGUNA RECETA

Introduce tu email





Baking with Co.

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

No hay comentarios:

Dudas, recomendaciones, críticas... ¡Anímate a comentar!